Conadi Ha Comprado Más De 30 Mil Hectáreas De Tierras Para Comunidades Mapuche En Los Últimos Meses

El Director Nacional aseguró que cualquier fundo que este tomado o marcado no puede ser comprado porque la ley de presupuesto lo impide, agregando que las comunidades deben seguir la vía institucional. El año 2020 se ejecutó un 94% del presupuesto disponible.

Ante las denuncias públicas de nulas compras de tierras y escasa ejecución presupuestaria contra la Conadi, su Director Nacional, clarificó las cifras, descartando que sólo un 8% del presupuesto destinado para compra de tierras haya sido gastado el 2020, además entregó un balance de los predios adquiridos para comunidades mapuche durante su gestión, sumando más de 30 mil hectáreas adquiridas durante este gobierno.

Ignacio Malig, Director Nacional de Conadi, manifestó que “condenamos todo tipo de violencia, las comunidades deben seguir la vía institucional para sus reclamos de tierras de manera ordenada, para así poder dar respuesta a sus requerimientos, ya que, por mandato de la ley de presupuesto no podemos comprar predios que estén perturbados, marcados o tomados ya que Contraloría no tomaría razón de esos procesos. La compra de tierras no se ha detenido”.

Cabe destacar que durante los últimos meses Conadi lanzó dos concursos de subsidios de tierras para indígenas, alcanzando el primero una inversión de 34 mil millones, la mayor de su historia, llegando a beneficiar a cerca de 1.400 familias indígenas.

Respecto a las aplicabilidades otorgadas por Conadi a comunidades indígenas, Malig, agregó que “661 comunidades están con aplicabilidad para iniciar procesos de compra de tierras, pero de ese universo, sólo 210 no han tenido nunca una compra, priorizaremos a las comunidades con mayor antigüedad de demanda y que no tengan compras anteriores, siguiendo lo que nos indica la ley de presupuesto”.

El Director Nacional además agregó que uno de los ejes estratégicos de Conadi es dar apoyo productivo a las tierras compradas por la institución a los indígenas, invirtiendo el 2020 más de 30 mil millones de pesos para obras de riego, pozos profundos y embalses a través de convenios con entidades públicas que están en pleno desarrollo, para beneficiar y dotar del vital elemento a las familias indígenas y así incorporar al circuito productivo las hectáreas compradas en favor de las comunidades.

También puedes leer