“En Chile Tenemos A Uno De Los Hongos Más Venenosos Del Mundo: El Amanita Phalloides”

  “En Chile Tenemos A Uno De Los Hongos Más Venenosos Del Mundo: El Amanita Phalloides”

Más de 500 especies de hongos pueden causar daño en el hombre y animales. El doctor Víctor Silva, profesor titular y director de carrera Tecnología Médica de la Universidad Santo Tomás Temuco, especialista en Micología Médica Institut Pasteur de Francia, Paris, explica las implicancias de informarse al respecto.

Debido al incremento sostenido a nivel global -desde hace 30 años- de las infecciones graves causadas por hongos, la Organización Mundial de Salud (OMS) emitió un documento que menciona a los hongos patógenos (dañinos) prioritarios para guiar las investigaciones, desarrollo y acciones coordinadas de salud pública para los países miembros.

Según explicó Víctor Silva, “en la actualidad se conocen cerca de 100.000 especies de hongos, que corresponden a menos del 10% del total de hongos que se estima existirían en naturaleza. Muchos son benéficos para el hombre, algunos nos ayudan con la fermentación del pan o cerveza, confección de quesos, otros han generado antibióticos contra bacterias y contra hongos patógenos y otros presentan actividad biológica con gran potencial para control de plagas, antinflamatorios y antioxidantes, entre otros usos. Por su forma, reconocemos los hongos levaduriformes que son unicelulares y los hongos filamentosos que producen hifas. Sin embargo, un grupo de más de 500 especies de hongos pueden causar daño en el hombre y animales, provocando desde enfermedades simples a cuadros mortales”.

Silva agregó que “la mayoría de los hongos silvestres que hay en Chile son benéficos. Sin embargo, hay un pequeño grupo, principalmente los que tienen setas o sombreros, que son tóxicos”.

«Tenemos muchos hongos comestibles como el changle, digüeñe y otros seguros. Ninguno tiene sombrero. Pero entre los con setas tenemos a uno de los más venenosos del mundo: el amanita phalloides, con una tasa de mortalidad del 50%. Produce daño hepático, renal y no hay tratamiento específico, solo paliativos. Se distribuyen desde la zona central del país hasta la zona sur».

Silva aclaró que “las enfermedades que causan los hongos son “Micetismo” o envenenamiento por comer hongos silvestres venenosos, “Micotoxicosis” o intoxicación por comer alimentos contaminados con toxinas fúngicas, “Hipersensibilidad” o alergias a los antígenos de hongos y las “Micosis” o infecciones por hongos. Según algunos estudios, se estima que anualmente los hongos causan la muerte de 1,6 millones de personas y se reporta cada año mayor resistencia de los hongos a los tratamientos”.

Por este motivo, es de suma importancia conocer el documento entregado por la OMS donde se señalan los hongos peligrosos que incluso pueden causar la muerte.

“De este total de hongos, en el país y en la Región de La Araucanía, tenemos a 14 de ellos como organismos autóctonos. Los otros hongos que habitan en determinados países, con mayor o menor frecuencia, se aíslan de infecciones graves en personas que han viajado al extranjero o de migrantes que se han infectado en las zonas endémicas donde habitan algunos de estos hongos patógenos” afirmó el Tecnólogo Médico.

¿Cómo tratar una enfermedad producida por hongos?

Según comentó Víctor Silva, “algunas de las micosis sistémicas o invasoras, presentan altas tasas de mortalidad, especialmente en pacientes con estados de inmunodepresión y su diagnóstico con tratamiento oportuno, representa un desafío importante para el equipo de salud. Ante la sospecha clínica de una infección por hongos, las estrategias que se usan en los centros de salud son especiales para detectar a estos hongos e incluyen métodos de toma de muestra, procesamiento en el laboratorio de microbiología para la detección, aislamiento e identificación del hongo, así como la evaluación de su patrón de sensibilidad antifúngica in vitro para ver que medicamento puede ser usado por el equipo clínico. El trabajo interdisciplinario que suma las competencias profesionales del Médico, Enfermería y en especial del Tecnólogo Médico de Laboratorio Clínico especialista en Microbiología, es clave para detectar e identificar al agente etiológico de la micosis para que el paciente reciba en forma rápida y oportuna el tratamiento antifúngico específico que favorece la sobrevida del paciente” puntualizó.

Juan Carlos Stone

Noticias Relacionas