Graves Incidentes Terminan Con Audiencia En Contra De Mapuches

 Graves Incidentes Terminan Con Audiencia En Contra De Mapuches

De manera abrupta terminó la audiencia de preparación de juicio oral en contra de doce mapuches entre ellos dos menores, luego de un altercado verbal entre imputados y la juez de garantía de Lautaro Ayde Roa  que  se negó a la solicitud hecha por la defensa  al fiscal del ministerio público, Sergio Moya,  de  entregar  las pruebas acusatoria para elaborar la estrategia de defensa  a la cual no han tenido acceso los abogados de los  imputados por ser una investigación con carácter de secreta.

 

 

 

 

Esto originó que los mapuches imputados, diez  de ellos en huelga de hambre desde el 12 de julio, sostuvieran un altercado con la juez de garantía,  renunciaran a  sus respectivas defensas,  siendo sacados  de inmediato por el personal de gendarmería, según el relato  del abogado defensor  Jaime López y el fiscal  Sergio Moya.

En este sentido, el abogado Jaime López dijo que “en esos momentos la jueza dijo que no iba a escuchar los reclamos que estaban haciendo en contra de ella y en esos momentos empezaron los incidentes. Los ánimos dentro de los imputados se comenzaron a exacerbar”. Por su parte, el fiscal Moya señaló que “desde el momento en que se torna violento -la escena que estaba teniendo lugar al interior de la sala de audiencia- obligó a gendarmería a intervenir para reducirlos, más la agresividad mostrada por el público, obviamente fue una situación bastante compleja que afortunadamente no resultó, dentro de la gravedad del hecho, con mayores consecuencias”.  

  

Familiares de los imputados, que formaba parte del  público asistente,  las emprendió en contra de los representantes de los medios de comunicación, carabineros  y gendarmería; según ellos por la impotencia de ver a sus familiares como eran golpeados y sacados a la fuerza del tribunal al suspender la juez la audiencia, deteniendo a tres  personas mayores de edad acusados de desordenes “Los chiquillos se negaron , porque ellos tenían el derecho de elegir sus abogados defensores y la jueza empezó a levantar la voz, los tiraron del pelo, les pegaron palmetazos, combos por las costillas, por eso fue la reacción de nosotros los familiares. Nosotros no íbamos a estar viendo como les pegaban delante de nosotros”, señaló una de las familiares de los imputados.

 

Los mapuche  son imputados  por    el ataque del 3 de mayo de 2008  que afectó al fundo Tres Luces y  se les  acusa de  los delitos de violación de morada violenta, amenazas y usurpación violenta.

 

Del atentado al fundo San Leandro, ocurrido el 12 de enero del año 2009, con  cargos por homicidio simple frustrado reiterado, lesiones menos graves, robo con violencia, incendio terrorista, incendio y hurto simple.

 

Los acusados, que ahora enfrentarán la preparación de un juicio oral a partir del próximo lunes, en una audiencia sin público arriesgan en caso de ser declarados culpables, desde 61 días de presidio en el caso de los hechos menos graves, hasta más de 20 años de prisión efectiva.

 

También puedes leer

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *