Panguipulli: Construcción De Estanques De Tormenta Para Minimizar El Impacto De Las Aguas Lluvias

 Panguipulli: Construcción De Estanques De Tormenta Para Minimizar El Impacto De Las Aguas Lluvias

• La obra, que complementa otras acciones, obedece al cumplimiento de un compromiso de la actual administración de Suralis que fue planteado a la Mesa Técnica de Seguimiento y que está fuera del Acuerdo de Conciliación aprobado por el Tercer Tribunal Ambiental.

La empresa de agua y saneamiento Suralis inició la construcción de dos estanques de tormenta de 500 mil litros de capacidad cada uno, con el objetivo de disminuir la descarga de aguas mixtas al lago Panguipulli producto del ingreso irregular de aguas lluvias al sistema de alcantarillado.

En términos prácticos estos estanques minimizan la activación de aliviaderos de emergencia, al ser capaces de acumular hasta un millón de litros de aguas mixtas, que luego son reincorporadas al sistema de tratamiento para su depuración.

Estas obras contribuirán en la solución de un problema estructural como es la incorporación irregular de aguas lluvias al alcantarillado, que se mezclan con las aguas servidas, dando origen a las aguas mixtas. Estos enormes volúmenes colapsan el alcantarillado, generando la activación de aliviaderos de emergencia al lago.

El Gerente General de Suralis, Sebastián Febres, expuso el compromiso que adquirió la compañía para contribuir en la protección del lago Panguipulli con obras complementarias que ya han sido probadas con éxito en otras ciudades lacustres: “Nosotros hemos reiterado nuestra disposición en ser parte de las soluciones que minimicen el efecto negativo que genera la escorrentía y el ingreso irregular de aguas lluvias al alcantarillado. Estas obras fueron comprometidas e informadas al Comité Técnico de Seguimiento y están fuera del Acuerdo de Conciliación, por lo que son una prueba tangible de nuestro compromiso con la comunidad de Panguipulli de avanzar con acciones concretas. La inversión es de 500 millones de pesos y esperamos tenerlos en funcionamiento entre fines de 2023 y comienzos de 2024”.

Por su parte, el Subgerente de Compliance de Suralis, Claudio Aguirre, aclaró que los estanques, si bien contribuyen en la protección del lago, son una solución complementaria mientras avanza el trámite del gran proyecto de ampliación y modernización del sistema de saneamiento de la ciudad: “Es necesario tener claridad que el proyecto que robustece el sistema de saneamiento de Panguipulli es clave para dar un salto sustancial en minimizar el impacto que generan las aguas lluvias en el sistema de alcantarillado. En el intertanto, a través de diversas acciones, Suralis ya ha disminuido en cerca de un 60% el volumen de aguas mixtas descargadas en el sistema de tratamiento de Panguipulli, debido a episodios de precipitación comparado con el año 2018. Ahora, como la tramitación ambiental está en desarrollo y tiene sus plazos normativos, estos estanques vienen a contribuir anticipadamente en la protección del lago y el estero Anueraque. Hay que destacar que, junto con ser más rápido de implementar, tenemos evidencia empírica en otras ciudades que este tipo de obra contribuye significativamente en disminuir la activación de aliviaderos y, por ende, el volumen de descargas en episodios de precipitación”.

Las obras se desarrollan en la Planta de Tratamiento de Aguas Servidas de Panguipulli y deberían concluir a finales de 2023.

Juan Carlos Stone

Noticias Relacionas