Senador Quintana: “Estamos Contra El Tiempo”, Tras Visitar a Huelguistas Hospitalizados

 Senador Quintana: “Estamos Contra El Tiempo”, Tras Visitar a Huelguistas Hospitalizados

Senador Jaime Quintana
Según indicó el parlamentario “se ha nombrado un facilitador para el diálogo, pero el gobierno no le facilita las cosas”.

 

 

El senador Jaime Quintana visitó en el hospital de Victoria, a los tres comuneros mapuches  que permanecen en huelga de hambre, los cuales debieron ser internados debido a su delicado estado de salud.

 

Según relató el Senador los comuneros, Felipe Huenchullán, Víctor Queipul y Waikilaf Cadín, se ven notablemente deteriorados luego de 73 días en huelga. “Su estado de salud es preocupante, por lo que estamos contra el tiempo sobretodo por que los huelguistas me indicaron que no van aceptar ser alimentados por la fuerza y que si no se cumplen las condiciones que han planteado desde comienzo de esta movilización, llegarán hasta las últimas consecuencias”

 

Tras salir del hospital el parlamentario se comunicó con Monseñor Ricardo Ezzati para expresarle su preocupación por el grave estado de salud de los comuneros y  su apoyo respecto al rol que desempeña como facilitador,  ya que siente que se ha nombrado un facilitador para el diálogo, pero el gobierno no le facilita las cosas.

 

Durante la conversación el senador por  la Araucanía Norte sostuvo que “hoy lo que cabe es apoyar a la Iglesia en su petición del camino humanitario para lograr soluciones más inmediatas, considerando que los tiempos jurídicos y legislativos son más extensos, por lo que es necesario que el gobierno se siente a conversar en una mesa para enfrentar esta coyuntura y no en una mesa con la que se tiende confundir, como la que se quiere instalar en los próximos días en el cerro Ñielol”.

 

 Por último, Quintana indicó que el gobierno podría haberse allanado a hacer una modificación sustantiva de la ley antiterrorista, con lo cual contaríamos con un avance importante, ya que estas penas son aplicadas sólo a los mapuches. Ni al narcotraficante más peligroso de nuestro país tiene penas tan altas.

 

 

También puedes leer

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.